25/07/2018

La inscripción para esta maratón tecnológica que se celebrará los próximos 15 y 16 de septiembre en el Zoo de Madrid, se abre, de forma online, a partir de hoy dirigida a expertos en informática y programación de todo el mundo.

El objetivo es que los participantes diseñen un producto de software, hardware o una combinación de ambos que ayuden a resolver problemas relacionados con el furtivismo de especies silvestres, interceptando su tráfico.

Madrid, 25 de julio de 2018. El tráfico ilegal y el furtivismo de especies de fauna y flora silvestres se ha convertido en una de las actividades ilícitas de mayor preocupación a nivel mundial siendo una grave amenaza para la seguridad, la estabilidad política, la economía, los recursos naturales y el patrimonio cultural de muchos países y regiones.

Cada año, se trafican ilegalmente 1,5 millones de aves vivas y 440.000 toneladas de plantas medicinales y se matan más de 100 tigres, 1.000 rinocerontes, 30.000 elefantes y alrededor de 100.000 pangolines. De continuar la tendencia actual, las próximas generaciones serán testigos de la desaparición de estas especies.

En este contexto, Zoohackathon es un evento a nivel internacional que tendrá lugar en Zoo Aquarium de Madrid, los días 15 y 16 de septiembre de 2018, aunando tecnología e innovación para luchar contra el furtivismo y el tráfico de especies silvestres a nivel internacional.

La Embajada de los Estados Unidos de América en España, en colaboración con el Ministerio para la Transición Ecológica; el Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (SEPRONA), la Fundación Parques Reunidos y el Zoo Aquarium de Madrid celebrarán, por primera vez en España, esta importante cita tecnológica que pretende congregar a un relevante número de expertos creativos de la comunidad tecnológica, durante un fin de semana, con el objetivo de desarrollar soluciones innovadoras (aplicaciones informáticas, sistemas u otras herramientas tecnológicas) que contribuyan a hacer frente al furtivismo y tráfico internacional de especies silvestres. Este evento forma parte de las actuaciones previstas en el ‘Plan de Acción español contra el tráfico ilegal y el furtivismo internacional de especies silvestres’ (PlanTIFIES).

El objetivo de este evento es congregar a lo largo de dos días a programadores, diseñadores web, diseñadores gráficos, codificadores, biólogos, matemáticos e ingenieros con la idea de crear soluciones tecnológicas que ayuden a resolver problemas relacionados con el furtivismo de especies silvestres, la captura y la venta ilegal de dichas especies, sus partes o derivados y, de esta manera, proteger nuestra biodiversidad a nivel mundial, interceptando su tráfico y haciendo partícipe a la sociedad en su lucha.

Los participantes deberán inscribirse, de forma telemática, a través de la web https://www.eventbrite.es/e/registro-zoohackathon-de-madrid-47419966396. La organización se hará cargo del alojamiento y manutención de todos los participantes, y de los gastos de viaje para los participantes de fuera de Madrid así como del traslado desde el hotel hasta el lugar de celebración.

Los participantes se dividirán en equipos de tres a cinco personas, y deberán centrar sus esfuerzos en alguno de los retos que los expertos propongan. Estos retos se harán públicos aproximadamente un mes antes de la celebración del evento (15 de agosto de 2018).

Los equipos que conformarán el Zoohackathon diseñarán un producto de software susceptible de convertirse en demo, un producto de hardware, o una combinación de ambos y dispondrán de tres minutos para realizar una demostración final ante el jurado, constituido por un grupo de expertos en la materia. El equipo que resulte ganador obtendrá un premio en metálico de 2.500€ y será elegido para competir en las finales mundiales.

¿A qué esperas? ¡Ven a formar parte de un equipo formidable, crea algo genial y ayúdanos a luchar contra el furtivismo y tráfico ilegal de especies silvestres!

 

Más información: http://zoohackathon.com/

E-mail de contacto:  zoohackathonmadrid2018@gmail.com/ comunicacion@zoomadrid.com

Inscripciones: https://www.eventbrite.es/e/registro-zoohackathon-de-madrid-47419966396

 

*Hackathon es un término usado en las comunidades hacker para referirse a un encuentro de programadores cuyo objetivo es el desarrollo colaborativo de software, aunque en ocasiones puede haber también un componente de hardware.

FPR y proyecto LIBERA
FPR y proyecto LIBERA

Voluntarios de la Fundación Parques Reunidos durante la recogida de residuos de LIBERA

El pasado 16 de junio, la Fundación Parques Reunidos se unió a la iniciativa “1m2 por la naturaleza”, una acción medioambiental promovida a nivel nacional por LIBERA, en la que participaron 10.700 voluntarios en más de 400 puntos del país.

LIBERA, naturaleza sin basura, es un proyecto creado por SEO/BirdLife en alianza con Ecoembes, que tiene como misión acabar con la basura que aún queda en los espacios naturales de nuestro país.

Esta iniciativa coordina los esfuerzos de todos los participantes en un día dedicado a la recogida de residuos en entornos naturales para concienciar sobre la “basuraleza”. Cada metro cuadrado cuenta, y la suma del esfuerzo de todos genera un gran impacto en nuestros ecosistemas.

Los voluntarios de la Fundación Parques Reunidos eligieron el entorno de la Casa de Campo, el espacio verde de mayor valor ambiental en la ciudad de Madrid, para limpiar los alrededores del Zoo-Aquarium y del Parque de Atracciones. La recogida abarcó una gran cantidad de residuos, fundamentalmente envases, que se separaron en bolsas de colores para su posterior reciclaje. La iniciativa llamó la atención de varios transeúntes, que animaron y felicitaron a nuestros voluntarios.

Cada año, ocho millones de toneladas de basuraleza se vierten al mar. Un millón de aves marinas perece cada año por enredo o ingestión de residuos. En tierra firme, se estima que la acumulación de microplásticos puede ser hasta 23 veces mayor que en los océanos. Las cifras ya han convertido a la basuraleza en una catástrofe ambiental que requiere de acción urgente. Como ejemplo, cabe destacar que, cada año 4,5 billones de colillas acaban formando parte de la basuraleza.

La Fundación Parques Reunidos agradece a todos los voluntarios que participaron en esta iniciativa su compromiso con la conservación del medio natural. ¡Estamos orgullosos de nuestros Héroes Libera!

En este vídeo podéis ver el centro de aclimatación de especies Sahelo-Saharianas, cuyo desarrollo está siendo posible gracias, entre otros, al apoyo de la Fundación Parques Reunidos.

La primera imagen corresponde a una gacela Dorca que nació en Almería y que ahora, junto con otros ejemplares, vive en Mauritania. Son originarias de la zona, pero las guerras, los cazadores furtivos y las sequías de los años 70 acabaron con toda su población.

Del Ministro de Medio Ambiente de Mauritania, Amedi Camara, aprendemos que “existían muchas especies, pero con el tiempo han desaparecido, como la flora, la fauna. El cambio climático también es la causa de la deforestación.”

Naturalistas españoles se quedaron con algunos ejemplares de gacelas. Jesús Santos, Embajador de España en Mauritania, nos explica que “en Almería hay un centro del Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), que ha recogido estos animales, donde se reproducen y, con las debidas atenciones, pueden seguir viviendo”.

Ahora España ha cedido algunos ejemplares para reintroducirlos en su hábitat e incluso crear un parque nacional. Según Miguel Ángel Blasco, agregado del MAPAMA en Mauritania, el proyecto de reintroducción ha tenido buenos resultados por ahora: “En el año 2016, en noviembre, se traen los primeros ejemplares de gacelas Dorca y un ejemplar de oryx Dama. Las gacelas Dorca ya se han criado en cautividad y han tenido crías”.

La falta de alimento es una de las principales amenazas. Para que el proyecto del parque nacional en medio del desierto sea viable, todavía falta más alimento para los animales. Por eso, el gobierno mauritano ha decidido dedicar hasta 4 hectáreas a plantaciones, con riego automático. El parque nacional ocupará 16 kilómetros cuadrados en medio del desierto, a tan solo 65 kilómetros de la capital, Nuakchot.

Es una buena iniciativa, según científicos españoles que en el futuro prevén llevar más especies. Eva Martínez, veterinaria de la Fundación Parques Reunidos nos cuenta lo que esta iniciativa implica para la reintroducción de especies autóctonas: “El Ministerio de Medio Ambiente mauritano, junto con la colaboración de España, quiere traer más especies extintas en Mauritania como son el avestruz de cuello rojo, el adax…”. El objetivo es que en estas tierras tan desérticas vuelva a brotar vida.

A través de kilómetros y kilómetros de arena nos adentramos en el Sahara, en Mauritania. Nos dirigimos a la reserva de las focas monje, un área militar y además de especial protección. Aquí se encuentra uno de los últimos reductos de la foca monje del mundo, uno de los diez mamíferos en mayor peligro de extinción.

Gracias al programa de conservación de CBD-Hábitat, con el apoyo de la Fundación Parques Reunidos, la población ha logrado recuperar el tamaño previo a la drástica merma

Pablo Fernández, de la Fundación CBD-Hábitat cuenta que las focas “son una especie que ha sobrevivido en un hábitat refugio, que son cuevas. Eso les ha permitido sobrevivir, pero les ha traído otros problemas nuevos, como una mortalidad de crías muy alta. Es una especie en peligro crítico de extinción, de la que quedan menos de 600 animales en el mundo y aquí, donde estamos, se concentra más de la mitad de la población mundial. Aquí está la mayor colonia que sobrevive todavía en todo el planeta de esta especie.”

Las focas acaban de tener crías, un momento de especial vulnerabilidad. Por eso, el seguimiento es continuo a través de cámaras instaladas en las cuevas, así como acercándose al animal. El sistema de cámaras permite detectar las crías que están abandonadas, focas adultas con problemas, así como realizar el seguimiento de partos en directo y realizar la identificación de cada animal.

Para salvarlas, el equipo de CBD-Hábitat no duda en bajar a las cuevas por riscos escarpados. Mientras otro miembro del equipo se descuelga por la pared de roca de unos 15 metros, Hamdi M’Bareck apunta que este “otro tipo de seguimiento que se hace colgado por los acantilados” es otra forma de “asegurar que los animales que se encuentran en la cueva están en buen estado.”

La reserva de las focas se extiende a lo largo de 6 kilómetros de reserva completamente protegida donde ser prohíbe la pesca. La recorremos en busca de animales enfermos, abandonados, o sus cadáveres. Junto a Eva Martínez, veterinaria de la Fundación Parques Reunidos, examinamos un esqueleto de foca monje: “Aquí vemos un esqueleto de un cadáver de foca. En este caso se ha visto muchos meses más tarde. Por el tamaño parece un adulto. Nos da pocos datos a no ser que los veamos con detalle, comparado con el cadáver fresco”.

La actividad humana, que ha obligado a las focas a buscar refugio en estas cuevas, las redes de pescadores, e incluso las tormentas que estampan a las crías contra las rocas son algunas de las amenazas a las que se enfrenta esta especie. CBD-Hábitat lleva 20 años luchando para que las focas monje salgan de la lista de los mamíferos más amenazados. Es el proyecto de cooperación española más antiguo en Mauritania.