Mi mejor amigo Bob Esponja

Cuando la Fundación Make a Wish nos trasladó el deseo de Oriol, no tuvimos ninguna duda en hacerlo realidad: quería conocer a Bob Esponja, su fiel compañero durante sus días en el hospital. Un sueño hecho realidad gracias al cual el pequeño disfrutó como nunca con su familia en el Parque de Atracciones de Madrid.

“Os presentamos a Oriol. Tiene seis años y tiene una lengua de trapo que no para de hablar. El primer día que le conocimos sólo conseguíamos captar su atención si hablábamos de Bob Esponja. Enseguida supimos que esa era su ilusión, pero a la vez nos preguntábamos si es que ese día estaba únicamente focalizado en su amigo Bob… la madre nos sacó de dudas enseguida. Tiene pasión, adoración por Bob. No es que hoy sólo hable de él, es que todos los días únicamente habla de lo que hace Bob, de lo que habría hecho Bob en una situación similar… en fin, que no nos habíamos equivocado”.

Así nos presentó la Fundacion Make a Wish a Oriol y su deseo por conocer a Bob Esponja.El pequeño, poco a poco, empezaba a recuperar su normalidad: estar con sus padres y su hermano Adrià, ver a sus amigos e ir al colegio… Y para conseguirlo era fundamental recuperar energía y volver a comerse el mundo con su sonrisa. La ilusión de ver a Bob Esponja en el Parque de Atracciones de Madrid gracias a la Fundación Parques Reunidos le dio fuerzas; una jornada inolvidable en la que disfrutó de nuevo junto a toda la familia.

Cómo no, Bob Esponja, Patricio y compañía no pudieron resistirse a este pequeño fan incondicional y le abrieron las puertas de la piña submarina. “Oriol se ha sentido especial por el trato que ha recibido de todo el mundo. Ha sido extraordinario” nos dijeron sus padres. Oriol pudo divertirse, de nuevo, como un niño, haciendo el punto y seguido necesario para recuperar el día a día junto a su familia y sus amigos.

Trabajar la ilusión en familia les ha unido en un objetivo común en el que todos han participado y han hecho también partícipes a médicos, enfermeras y muchos amigos y familiares. Los papás se han proyectado en la ilusión como un momento único para vivir los cuatro juntos, disfrutando en familia para coger toda la fuerza necesaria que les permita enfrentarse a esta nueva etapa con esperanza dejando atrás los miedos y las incertidumbres que durante todo este tiempo se han adueñado de sus vidas.

Desde el 2012, la Fundación Parques Reunidos colabora con Make a Wish para cumplir los sueños de estos pequeños valientes que se enfrentan a duros tratamientos oncológicos. La ilusión es una pieza fundamental para la cura de esta enfermedad. Poder aportar nuestro pequeño granito de arena es para nosotros un auténtico regalo. Gracias a la Fundación Make a Wish por dejarnos participar.