Proyecto para Salvar a la Foca Monje

Home > Conservación > Proyecto para Salvar a la Foca Monje

La foca monje del Mediterráneo (Monachus monachus) es uno de los mamíferos marinos más amenazados del planeta. Quedan apenas unos 600 ejemplares repartidos en tres poblaciones: una en el Mediterráneo oriental (en Grecia y Turquía); y dos en el Atlántico (en Madeira y en la costa oeste de la península de Cabo Blanco, en Mauritania y Marruecos).

Junto a la foca monje de Hawaii, son  las únicas focas que viven  en aguas tropicales y las más parecidas al ancestro común del que evolucionaron las demás focas actuales, hace unos quince millones de años. Por tanto es un auténtico fósil viviente que hoy tiene un futuro incierto.

Hasta hace pocas décadas, la foca monje era vista frecuentemente en las costas del Mediterráneo y del Atlántico europeo y africano. En los últimos años  varios factores la han llevado a una situación verdaderamente dramática: la caza indiscriminada a la que fue sometida, capturas accidentales en artes de pesca, la sobreexplotación pesquera, la contaminación marina y la destrucción e invasión de la costa por el turismo masivo.

En la península de Cabo Blanco (Mauritania-Marruecos) sobrevive actualmente la mayor colonia que existe de esta especie. La Fundación española CBD-Habitat comenzó a trabajar allí en el año 2000 con el Programa de Conservación de la Foca Monje. Un año después, en colaboración con pescadores artesanales y autoridades mauritanas, logró crear la Reserva marítimo-terrestre  “Costa de las focas”, un santuario para la especie que protege a esta población por tierra y mar.

Tras 16 años de intenso trabajo, el  Programa de Conservación de la Foca Monje, que además de las medidas de protección ha realizado el seguimiento de la población y desarrollado multitud de actuaciones de carácter social y educativo,  ha logrado aumentar el número de ejemplares de 100 a más de 250. Y el número de crías que nacen anualmente ha llegado a triplicarse. A pesar de estas excelentes noticias,  todavía queda mucho por hacer para asegurar su futuro.

Esta colonia, la mayor esperanza para su especie, se está recuperando gracias entre otros esfuerzos, al apoyo que la Fundación Parques Reunidos da a este programa desde el año 2010. Hasta la fecha, hemos contribuido con más de 140.000 €, además de dar a conocer a todos los visitantes de nuestros parques la grave situación en la que se encuentra esta especie y la lucha que se está llevando a cabo para salvarla de la extinción. La aportación de la Fundación Parques Reunidos ha sido y continúa siendo posible gracias a la generosa contribución de todos nuestros parques de animales, zoológicos y acuarios, como el Zoo Aquarium de Madrid, Faunia, Selwo Marina, Selwo Aventura, Aquopolis Costa Daurada, Marineland Antibes, el Zoo de Blackpool y los acuarios de Lakes y Bournemouth y Oceanogràfic de Valencia (este último hasta 2015).

 

Más información en la página CBD-Habitat

 

 

Ubicación física
Mauritania
Duración
Fecha inicio: 2010
Fecha final: En curso
btn-colabora
COPYRIGHT - Fundación Parques Reunidos.